La Neuro Ciencia ha logrado hoy en día una serie de avances considerables prácticamente “Exquisitos” por la calidad y precisión de información que devela del pensamiento humano, logrando en esencia identificar y lecturar con precisión matemática los códigos que actúan para nuestra toma de decisiones cotidiana, por consiguiente aquellos que influyen de manera directa en nuestra conducta;  que sin percatarnos a permitido encontrar el mejor camino para la dominación “No violenta del hombre” a través del control sistemático de su Mente y sobre todo de sus Emociones.

.

En plena era de la Hiper revolución tecnológica, la Neuro Ciencia aplicada al mundo empresarial ha volcado todos sus esfuerzos y descubrimientos a un objetivo altamente estratégico que son las Ventas! A través de la profunda estimulación de la decisión de compra en los consumidores, habiendo pasado por alto un elemento realmente decisivo, como es el de “Conquistar” antes que la mente del consumidor, la mente de quien precisamente hace ese trabajo dentro de sus propias organizaciones, que son quienes finalmente ejecutan táctica y operativamente ese objetivo estratégico.
Uno de los mas grandes enigmas que hoy nos planteamos, es el Porque habiendo logrado tantos avances en conocer y anticipar de manera tan precisa la conducta del consumidor, no hemos obtenido los resultados que debieron lograrse con todo este soporte científico a disposición del Marketing hoy en día? Muy simple, seguimos viendo a las Ventas como la “Causa” y no como la “Consecuencia” de un proceso previo que implica como la verdadera causa, la Capacidad Organizacional de “Reconfiguración Mental” del Talento Humano que interviene en el proceso comercial y por consiguiente las tan esperadas ventas .